Vizsla


Nombre alternativo

Rövidszörü Magyar Vizsla

Braco húngaro

País de Origen

Hungría

 

El Vizsla o Braco húngaro es una raza de perro originaria de Hungría. Es uno de los mejores perros deportistas y de compañía. A través de los siglos ha mantenido una posición única para un perro deportivo: aquella de compañía casera y de perro familiar.

 

Historia y origen de la raza:


Son originarios de Hungría, fueron criados por los magiares, que los usaban para la caza.

 

Su nombre deriva de la palabra que en húngaro significa “puntero”, ya que su nariz es excelente para olfatear rastros de aves acuáticas o conejos.

 

La raza casi llegó a desaparecer después de la 2ª Guerra Mundial, cuando los rusos tomaron el control de Hungría. Por suerte no fue así.

 

Hoy en día es el perro nacional de su país de origen.

 

Descripción:


El Vizsla es un perro de tamaño medio muy elegante y vivaz. Tiene una constitución fuerte, ancha de pecho y musculosa. Se trata de un perro de cacería, de constitución algo ligera, color amarillo arena, de pelo corto. Muestra la armonía total de la belleza y fuerza. Equilibrado, inteligente y de temperamento enérgico, posee buena velocidad con paso elástico y decidido.


La cabeza tiene el hocico ligeramente más largo que el cráneo, y no puede ser puntiagudo. Tiene las orejas bastante largas, con tejido cartilaginoso relativamente liviano, de nacimiento bajo y con las puntas redondeadas en forma de “v”. La trufa, con las fosas nasales bien abiertas, ha de ser ancha, del mismo color tirando a oscuro que el del pelo. Los ojos son ligeramente ovalados, no demasiado grandes, y el color tirando al mismo color que el del manto, y son los más oscuros posibles. El cuello es medianamente largo, musculoso, ligeramente arqueado, sin papada y bien conveniente al cuerpo.


El tronco es sólido, con el tórax es moderadamente ancho, profundo y alcanza hasta la altura del codo. Fuerte y bien proporcionado, un poco más largo que en las razas de constitución cuadrada. La región de la cruz es musculosa y marcada. La espalda es corta y recta, el lomo firme, la línea dorsal se redondea ligeramente hasta la implantación de la cola. Las extremidades anteriores son enjutas y musculosas y las posteriores tienen los muslos bien desarrollados y los pies son de gato con los dedos apretados.

 

La cola presenta una inserción relativamente baja, es moderadamente fuerte y muestra un adelgazamiento hacia la punta; en su extremo forma una curva ligera hacia arriba.


Su pelaje es denso, pegado el cuerpo, corto, recto y áspero. El vientre tiene poco pelo. El pelo es más bien corto y suave con las orejas; el de la cola es más largo. El Vizsla es amarillo como un panecillo (color oxido), o diversas tonalidades de leonado arena. No se consideran como faltas manchas o puntos blancos pequeños en el pecho o en los pies.


La altura a la cruz o los hombros en machos es de 56 a 61 cm y en hembras de 53 a 58 cm.

El peso es de 22 a 30 Kg.


Temperamento:


Vivaz, amigable, equilibrado, fácilmente entrenable. La descollante capacidad para estar siempre dispuesto, es una de sus características esenciales. No soporta entrenamientos groseros o rudos ya que pueden llevarlo a comportamientos ya sean agresivos o tímidos.

 

Cuidados:


El mantenimiento del perro Vizsla no requiere demasiado tiempo, con cepillarlo dos veces por semana es suficiente. Es necesario estar revisando las uñas y no tolerar demasiado tiempo los climas fríos.


Teniendo en cuenta que es un perro muy limpio, el periodo entre las sesiones de baño puede ser más largo de lo que es habitual en otras razas.


Los perros de raza Vizsla no son tranquilos, necesitan de ejercicio diario de lo contrario puede aburrirse y volverse destructivo.


Las enfermedades más comunes de carácter hereditario que puede padecer son: la displasia de cadera, la disfagia (dificultad para tragar) y el hipotiroidismo.


Utilidad:


Perro de caza.

 

 


Escribir comentario

Comentarios: 0