Epagneul Papillón


Nombre alternativo

Papillón

Spaniel papillón

País de Origen

Francia

 

El Epagneul papillón o Papillón (del francés: Mariposa) es un pequeño, amigable y elegante raza de perro de tipo Spaniel.

 

Historia y origen de la raza:


La versión original de esta raza miniatura, anterior al siglo XX, era el Phalène, que en francés reciben ciertas mariposas nocturnas. Hace décadas, la mayoría de ejemplares de Papillon tenían unas orejas grandes y caídas que se parecían a las alas plegadas de esas mariposas. A lo largo de varios siglos, la forma de las orejas evolucionó y apareció un perro con las orejas más tiesas, que se convertiría en una versión más popular que actualmente conocemos como Papillon.

 

Lo más probable es que el Papillon descendiera del Spaniel Continental Miniatura, que era el perro faldero favorito de la realeza. Se sabe que durante siglos los reyes, reinas y la nobleza mostraron inclinación por los «perros de bolsillo», a los que podían arrullar y llevar consigo fácilmente. Francia, Bélgica y España reclaman ser el país de origen de esta raza, ya que este elegante perro estuvo al lado de las familias reales de muchas naciones. Como el nombre Papillon deriva del francés, la mayoría de los historiadores caninos están de acuerdo con la creencia popular que dice que la raza tuvo sus orígenes en Francia.

 

Esta raza se encuentra entre las más antiguas de los perros miniatura y aparece en retratos y otras obras de arte autentificadas de tiempos tan lejanos como los siglos XIV y XV.

 

Dado el papel del Papillon como apreciado compañero de la realeza y de los cortesanos, no es sorprendente que durante el Renacimiento este encantador animal apareciera frecuentemente en los frescos religiosos y en famosos cuadros por toda Europa. La historia de esta raza queda elegantemente recogida en docenas de obras de los grandes maestros europeos. Famosos artistas de la talla de Van Dyck, Goya, Rubens, Murillo, Boucher y Fragonard incluyeron al Papillon en numerosos cuadros. Nunca sabremos si lo hicieron por propia voluntad o si fue por orden de las personas que encargaban las obras (que a su vez eran propietarios de un perro de esta raza). El hecho es que el pequeño Papillon aparecía frecuentemente al lado de su propietario.

 

Una de las más antiguas obras artísticas en las que aparece un Papillon se remonta a 1270. El artista italiano Ambrosio de Boudose Giotti retrató a este pequeño y encantador animal en un cuadro expuesto en una iglesia italiana. Otra antigua obra, tomada de una serie de cuadros del artista italiano Sasetta (1392-1450) muestra a un pequeño Papillon blanco y negro.

 

El hecho de que el Papillon apareciera en tantos cuadros de la realeza de toda Europa durante estos periodos de la historia no es sino otro testimonio de su lugar privilegiado en el seno de las familias hacendadas y entre la realeza. En 1668, el príncipe Segismundo (futuro rey de Suecia y Polonia) fue retratado con su Papillon. Doce años más tarde, en 1680, el artista David Kloka Ehrenstrall pintó en un lienzo al Papillon de la familia real, Dondon, propiedad de la reina Hedvig Eleonora de Suecia.

 

Tras la Revolución Francesa en 1789, la popularidad de esta raza disminuyó, debido en parte a que había contado con el favor de la aristocracia. Finalmente, la alta sociedad francesa y personas de la clase adinerada se vieron de nuevo atraídos por esta raza y un siglo más tarde el Papillon volvió a aparecer en los retratos familiares, esta vez en cuadros más comunes y corrientes, obra de artistas menos conocidos.

 

De todas formas, en esa época el mundo de los perros de pequeño tamaño estaba dominado por otras razas, como el Pomerania, el King Charles Spaniel y el Chin japonés como principales y apreciadas elecciones de los ricos y famosos. Fue durante el siglo siguiente cuando el Papillon fue recuperando popularidad lentamente entre la gente a la que le gustaban las exposiciones caninas.

 

A principios del siglo XX, el mundo canino belga se unió al francés para determinar cuáles de las muchas razas miniatura debían ser consideradas como Papillon. En esos tiempos, muchas razas miniatura recibían nombres tales como Pequeño Perro Ardilla, Spaniel Continental Miniatura, Spaniel de Luxe, además de Papillon.

 

Tras varios años examinando las diferencias, los aficionados al Papillon redactaron un estándar para la raza. Debido a sus esfuerzos combinados, la Fédération Cynologique Internationale (FCI), que es un organismo regulador de exposiciones caninas internacionales, considera a Bélgica y a Francia como los países de origen de esta raza.

 

Aunque el primer Papillon inscrito en un libro de orígenes genealógico lo hizo en Inglaterra en 1906, el Papillon (Butterfly Dog) Club no se fundó formalmente hasta 1923. Un pequeño grupo de dedicados criadores de Papillon asumieron la tarea cargo y esta sociedad fue aprobada por el Kennel Club de Inglaterra. En ese año se inscribieron 17 ejemplares y al año siguiente fueron 64. Éste fue un impresionante incremento, teniendo en cuenta los pocos criadores que había en esa época.

 

Descripción:


El Papillon es un perro pequeño y armonioso. Las patas son rectas y bastante finas. Tiene un hocico largo y unas orejas finas con flecos, implantadas bastante atrás sobre la cabeza con el pabellón bien abierto y dirigido hacia los lados.

 

Hay una variedad de Épagneul Enano que tiene las orejas caídas llamada Épagneul Phalène (polilla en francés), más conocida en nuestro país como Épagneul Falena.

 

La cola es larga insertada alta, también provista de muchos flecos. Tiene un abundante pelo ondulado, fino y sedoso que puede ser de cualquier color.

 

La altura a la cruz es de 28 cm como máximo. El peso es de 1,5 a 4,5 para los machos y de 5 kg para las hembras.

 

Temperamento:


El Papillon es amable, juguetón, vivo y curioso. Se entrega completamente a sus dueños y a los extraños solo les mira maliciosamente. Es bastante ladrador y deportista. Está dotado de una gran inteligencia y prefiere un amo que sepa apreciar su belleza y sus gracias.

 

Cuidados:


El pelaje del Épagneul no requiere muchos cuidados, aunque hay que cepillarlo regularmente para que no se le formen nudos en los flecos. Las orejas, ano y almohadillas se deben mantener limpias para evitar infecciones.

 

Es un perrito fácil de enseñar, pero si no se le educa desde cachorro puede ser mordedor.

 

El Papillon es un perro robusto y goza de buena salud. A pesar de ello, existe el riesgo de luxación de rótula y epilepsia. Debido a su pequeño tamaño y a su fina osamenta, también es propenso a las fracturas de huesos y otras lesiones similares.

 

Utilidad:


Perro de compañía.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0