Dogo Mallorquín


Nombre alternativo

Ca de Bou

Presa mallorquín

País de Origen

España

 

El perro dogo mallorquín o perro de presa mallorquín (también llamado Ca de Bou en catalán) es una raza de perro española autóctona de Mallorca. Este moloso está emparentado con el perro de presa canario.

 

Historia y origen de la raza:


En el siglo XIII, el rey D. Jaime I El Conquistador, arrebata la isla de Mallorca a los árabes, portando con él un perro molosoide de tipo dogo muy extendido en la Península Ibérica. Este perro, una vez asentado en Mallorca, evolucionó y fue utilizado en tareas como el ganado boyero, por el Gremio de Carniceros y en tareas de guarda en las fincas mallorquinas, siendo cruzado con otro perro de raza autóctona, el Ca de Bestiar o Pastor Mallorquín, diferente al actual, surgiendo de este cruce el CA DE BOU.

 

Existen testimonios de esta raza propiamente dicha desde el siglo XVI. Por su carácter valiente, se le utilizó al margen de animal boyero de agarre y de guarda en espectáculos taurinos, muy en boga en Mallorca.

 

En el Libro de Orígenes Español publicado en 1923 ya hay constancia de esta raza. En 1928 aparece el primer ejemplar inscrito y en 1929 fue premiado un ejemplar de CA DE BOU en la Exposición de Barcelona.

 

Descripción:


Tiene una cabeza voluminosa y maciza, el cráneo es ancho, el stop o depresión naso-frontal de frente apenas es acentuada, siendo algo más visto de perfil aunque no excesivamente.

 

Los ojos son ovalados y algo oblicuos. Las orejas son cortas y echadas hacia atrás. El cuerpo es macizo con vientre recogido. Los miembros anteriores son fuertes y la cola llega al corvejón. El pelaje es corto y áspero.

 

Los colores preferidos en su orden son el atigrado, el leonado y el negro.

 

El peso ronda los 36 kg y la altura en cruz 56 cm.

 

Temperamento:


Es un perro apacible, extremadamente cariñoso con sus dueños, fiel a su amo, se le educa firme y dulcemente a la vez.

 

Es una raza obediente e insobornable, excelentes vigilantes de propiedades y personas. Poco ladrador y de carácter equilibrado.

 

Seguro de él se muestra disuasivo con los intrusos sin ninguna agresividad gratuita. Puede mostrarse dominante hacia sus congéneres del mismo sexo. La hembra tiene tendencia a ser más manejable que el macho.

 

La vida en apartamento puede convenirle si se le consagra tiempo y se le da la oportunidad de ejercitarse regularmente.

 

Cuidados:


El cuidado del pelaje es un simple cepillado semanal y una limpieza regular de las orejas y los ojos.

 

Es un perro rústico que se adapta bien a los cambios de temperatura y soporta bien las inclemencias del tiempo.

 

Utilidad:


Perro de guarda, defensa y de ganado.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0