Dogo de Burdeos


Nombre alternativo

Dogue de Bordeaux

País de Origen

Francia

 

El Dogo de Burdeos es una raza de perro de origen francés, forma parte de la gran familia de los mastines que aun siendo de tamaño mediano resulta ser un perro de gran fuerza y potencia, con un carácter firme y decidido que lo convierten en un gran perro de guardia.

 

Historia y origen de la raza:


El Dogo de Burdeos es uno de los perros franceses más antiguo, probable descendiente de los Alanos, y en particular del Alano de "Vautre", del cual Gastón Phébus (o Fébus), Conde de Foix dijo en el siglo XIV en su Libro de Caza, que "sostenía su mordedura más fuerte de lo que harían tres lebreles".


A mediados del siglo XIX, estos antiguos dogos eran renombrados sólo en Aquitania. Se le utilizaba para la caza mayor (el jabalí), en los combates (a menudo codificados), para cuidar las casas y el ganado al servicio de los carniceros.


En 1863 tuvo lugar en París, en el jardín de Aclimatación, la primera exposición canina francesa. Los dogos de Burdeos aparecían bajo su nombre actual.


Han existido diferentes tipos: tipo tolosano, tipo parisino y tipo bordelés, que dio origen al dogo actual. La raza, que había sufrido mucho durante las dos guerras mundiales, hasta el punto de encontrarse en peligro de extinción, después de la guerra de 1939 a 1945 recobró su desarrollo en los años 60.


Descripción:


Su aspecto general da idea de gran fuerza y potencia. La cabeza es voluminosa (Braquicéfala), tiene una serie de pliegues bastantes marcados, corta y ancha, el hocico es corto y potente, su dentadura muy fuerte (ligeramente prognata). Labio abundante con la mandíbula inferior adelantada. Los ojos bastante distanciados entre sí, son ovalados y de color avellana u oscuros.

 

Las orejas péndulas de tamaño mediano con la inserción bastante alta. Cuello corto cilindrico y con papada. De lomo recto y ancho, recogido por un pecho fuerte y profundo, de vientre levantado. El tronco tiene un tórax amplio y bien redondeado, las extremidades son muy musculosas. Cola fuerte en la base y afilada, es llevada péndula.

 

El pelaje es corto, liso y fino. De color leonado o caoba.

Es considerado importante que su andar sea muy elástico y ponga majestuosamente en evidencia su gran potencia.

 

La altura a la cruz es de 60 a 68 cm en los machos y de 58 a 66 en las hembras.

El peso es de más de 50 kg en los machos y más de 45 kg en las hembras.

 

Temperamento:


A pesar de su pasado belicoso, el Dogo de Burdeos es afectuoso, tranquilo, equilibrado, agradable y bondadoso.


Se muestra muy apegado a su dueño y es cuidadoso y paciente con los niños, de los que soportará toda clase de juegos y tirones de cola.


Tiende ser tozudo y orgulloso, aunque una vez que aprenda una orden nunca se le olvidará.


Cuidados:


Es muy importante que el perro obtenga una cantidad de ejercicio adecuada para que no sufra problemas de tendones y ligamentos. Se recomienda sacarlo a pasear dos veces al día.

 

El Dogo de Burdeos es un perro de salud frágil. Como todos los de su tamaño puede padecer displasia de cadera y tiende a verse afectado por problemas de piel o de hinchazón.

 

Utilidad:


Perro de guarda y defensa.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0