Cão de Castro Laboreiro


Nombre alternativo

Perro de Castro Laboreiro

País de Origen

Portugal

 

El Cão de Castro Laboreiro es una raza de perro portuguesa de gran tamaño.

 

Originario del norte del país, este moloso posee una viva inteligencia, por lo que se encuentra entre las razas favoritas empleadas por la policía lusa.

 

Historia y origen de la raza:


El origen del Perro de Castro Laboreiro, cuyo nombre deriva del pueblo portugués de Castro Laboreiro, se remonta a tiempos inmemoriales. Si bien no se conoce con precisión su linaje, es muy posible que sea una de las razas más antiguas de la Península Ibérica, junto con el Perro de la Sierra de la Estrela. Su entorno natural viene delimitado por las montañas de Peneda y Suajo, así como por los ríos Miño y Lima, donde se le puede encontrar a altitudes de hasta 1400 metros. Algunos ejemplares selectos pueden encontrarse a lo largo de las provincias de los ríos Miño y Duero, así como otros pocos viven en la zona central o al sur de Portugal.


Descripción:


La cabeza es de tamaño mediano, más liviana que gruesa, delgada sin ser enjuta. El cuello es recto, corto, de grueso adecuado; está bien constituido y bien insertado al tronco. De porte altivo. Sin papada.

 

La espalda es horizontal y de longitud mediana, con lomo fuerte, amplio, corto y bien musculoso; se une armoniosamente a la grupa.

 

El pelo es grueso, resistente, un poco áspero al tacto, más bien mate y liso. Se presenta bien estirado sobre casi todo el cuerpo y es muy denso. Sin capa interna de pelos.

 

Color lobo en todas sus gradaciones claras, medianas y oscuras, siendo los tonos oscuros los más difundidos.

 

El tamaño de altura a la cruz en los machos es de 55 a 60 cm, en las hembras de 52 a 57 cm.

 

Temperamento:


Es leal y dócil con aquellos que conoce bien, un compañero indispensable para la protección del ganado contra los ataques de los lobos, que todavía abundan en las montañas. Es la centinela ideal por la vigilancia que ejerce constantemente en los lugares que se le han confiado.


Su porte es noble, su expresión es severa y dura, de una rusticidad de montañés. Puede mostrar una actitud de franca hostilidad, sin llegar a ser combativo.


Su ladrido es bastante característico, muy sonoro: comienza con tonos variables, en general graves, y se termina con tonos agudos, prolongados, parecidos a un aullido.


Cuidados:


Puede vivir en la ciudad, pero necesita espacio y hacer mucho ejercicio.

No necesita de muchos cuidados, pero hay que cepillarlo con regularidad.

 

Utilidad:


Perro guardián y de pastor.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0