Bergamasco


Nombre alternativo

Bergamasco Shepherd Dog
Bergermaschi
Cane da pastore Bergamasco

Pais de Origen

Italia

 

El Bergamasco es una raza de perro originaria de los Alpes italianos, empleado como perro pastor. Su aspecto recuerda al del Komondor, perro húngaro.


Historia y origen de la raza:


Los ovejeros italianos son descendientes de los persas, aunque su tipo es muy específico, se parecen a todas las razas surgidas de estos grandes molosos y muy en particular a los perros húngaros.


Los perros de Bérgamo y de Maremmo son las variedades de ovejeros más extendidas por Italia y las más antiguas. Las caravanas bárbaras que atravesaban los Alpes causaron la dispersión de esta raza y se cruzaron con otros perros de la zona, lo cual provocó una mestizaje en sus características genéticas, entrando en el olvido, pero a principios del siglo XX amantes apasionados de esta raza encontraron algunos ejemplares en el Valle de Bérgamo, donde los lugareños que vivían en la altas montañas, poseían animales puros trabajando y reproduciéndose,  de esta manera ejemplares de esta raza mística siguieron viviendo evitando su extinción ganándose el nombre de "bergamasco", por esta razón el Valle de Bérgamo  es considerado,  desde este punto de vista, un nicho ecológico auténtico.


Presenta cierto parecido con el Ovejero de Brie ,  por cierto existe una polémica por parte de los cinóflos italianos y franceses, éstos sostienen que el bergamasco se originó del Brie, pero los italianos sostienen que es al revés, o sea que el brie se originó del bergamasco, el fundamento es una hipótesis sobre el origen oriental de los ovejeros europeos y si se consideran cuáles eran las vías de comunicación cuando se verificaron las migraciones hacia occidente de las razas caninas orientales, no se explicaría como el antiguo perro asiático pudo llegar a Francia antes que a Italia, más vecina geográficamente.


Descripción:


El cuerpo de este perro tiene un perfil cuadrado, ya que la longitud desde el hombro hasta la nalga es igual a la altura a la cruz. El pecho es amplio y profundo, mientras el vientre es algo retraído.


La cabeza del bergamasco es grande en apariencia, y el pelaje que la recubre la hace ver más grande aún, pero siempre en proporción con el cuerpo. Los ojos, grandes y de color marrón oscuro, tienen expresión dulce, apacible y atenta, aunque no es fácil verlos por el abundante pelaje de la cara. Las orejas son semi-caídas y de punta redondeada.


La cola de este perro es gruesa y fuerte en la base, pero se estrecha hacia la punta.


El pelaje es muy abundante, largo y de diferentes texturas en diferentes partes del cuerpo. En la parte anterior del tronco es áspero, similar al pelo de cabra. Sobre la cabeza, el pelo es menos áspero y cae cubriendo los ojos. En el resto del cuerpo, el pelo forma mechones. El pelaje puede ser gris con manchas grises de diferentes tonos, e incluso manchas negras. También puede ser negro completo, siempre que sea opaco.


La altura ideal a la cruz de los machos es de 60 centímetros, mientras que la de las hembras es de 56 centímetros.


El peso de los machos ronda entre 32 y 38 kilogramos. El peso de las hembras ronda entre 26 y 32 kilogramos.


Temperamento:


Estos perros son inteligentes, atentos y pacientes. Tienen un temperamento estable y gran concentración, por lo que son excelentes perros para múltiples funciones y especialmente para conducir y cuidar rebaños.


Los pastores bergamascos son perros pacíficos que no suelen mostrar agresión. Sin embargo, son reservados con los extraños, por lo que pueden ser buenos perros guardianes. Tienden a llevarse bien con sus humanos y con los niños en general. También suelen llevarse bien con otros perros y tienen cierta facilidad para socializar con otras mascotas.


Estos perros no suelen desarrollar problemas de comportamiento siempre que tengan el suficiente espacio para ejercitarse y reciban la atención adecuada. Pueden ser excelentes mascotas para familias con niños, pero hay que evitar que el perro sea maltratado por niños pequeños.


Cuidados:


El perro pastor bergamasco tiende a ser saludable y no existen enfermedades caninas típicas de la raza.


A diferencia de otras razas de perros, el bergamasco prácticamente no necesita cuidado del pelo. Los mechones se forman naturalmente, aunque ocasionalmente hay que separarlos manualmente. Más allá de eso, sólo hay que bañar a los perros cuando se ensucian.


Los pastores bergamascos necesitan mucho ejercicio y no son perros adecuados para vivir en departamento. Idealmente, viven en granjas en las que ayudan con la conducción del rebaño. Cuando viven en una casa, necesitan al menos un paseo largo a diario, además de algún tiempo de juego.


Utilidad:


Perro de pastoreo.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0