Bedlington terrier


Nombre alternativo

Rothbury Terrier
Rodbery Terrier

Pais de Origen

Inglaterra

 

El Bedlington terrier es una raza de perro del grupo de los terriers que fue creada en el siglo XIX en Northumberland, Inglaterra, y nombrada así por el área urbana de Bedlingtonshire.


Historia y origen de la raza:


Esta raza tiene su nacimiento en el condado de Northumberland, Inglaterra. Originalmente, sus hermanos mayores fueron los Rothbury Terrier.


El nacimiento del primer ejemplar con este nombre (Bedlintong) fue en el año 1825.


Se le usó como perro de caza de pequeños mamíferos, también fueron empleados como perros de pelea. Esto último ayudó a que hoy en día tengan unas conductas que pueden dificultar su relación con otros perros.


Actualmente siguen cruzando al Bedlintong con el Wippet, para obtener los conocidos lurcher, cruce entre galgo y raza de trabajo.


Descripción:


El cuerpo del Bedlington Terrier es flexible, vigoroso y elegante. Sus extremidades son rectas, largas y musculosas, y los miembros traseros parece que sean más largos que los delanteros.


La cabeza es estrecha y redondeada cubierta por un sedoso y abundante tupé. Tiene unas orejas ovaladas, implantadas bajas que le caen a los lados de las mejillas y cubiertas de pelo corto con unos flecos sedosos en la extremidad. Su cola es gruesa en el nacimiento y se va estrechando en punta.


Este perro tiene un pelo grueso y apelmazado que tiende a rizarse. Nos podemos encontrar con ejemplares de color azul, marrón o arena.


La raza mide aproximadamente 38–40 cm de pie y pesa entre 10 y 11 kg.

 

Temperamento:


Como todo Terrier, el Bedlington Terrier es tenaz e intrépido. Su sangre Lebrel lo ha provisto de agilidad, ligereza y viveza. A este perro le gusta hacer deporte y lo ideal es que pueda salir al jardín a corretear. Esto no quita que no se adapte bien a la vida de interior, pero entonces es necesario sacarlo cada día a dar largos paseos. Es afable, juguetón, afectuoso y obediente, pero puede negarse a obedecer cuanto se encuentra frente a una voluntad contraria a la suya.


Cuidados:


Para que el Bedlington Terrier conserve esta silueta tan original es necesario asearlo minuciosamente. Es imprescindible cepillarlo y peinarlo una vez por semana y llevarlo al estilista profesional si se queremos que luzca la silueta que lo caracteriza. El corte de pelo que necesita se debe realizar con tijera y es bastante complejo y meticuloso.


La dieta del Bedlington Terrier ha de descartar la pimienta, el pan, las salsas y ciertos pescados, todos ellos alimentos ricos en cobre, elemento que al perro le cuesta mucho eliminar.


El Bedlington Terrier es muy resistente y no es propenso a enfermedades específicas.


Algunos ejemplares son tan sensibles al cobre que podrían padecer una hepatitis parecida a la enfermedad de Wilson en el hombre.


Utilidad:

Perro de compañía.

 


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Juicer Reviews (jueves, 11 abril 2013 06:14)

    This is a great write-up! Thanks for sharing with us!