Beauceron


Nombre alternativo

French Shorthaired Shepherd
Beauce Shepherd
Berger de Beauce
Bas Rouge (Red Stocking)

Pais de Origen

Francia

 

El Beauceron es una raza de perro pastor de origen muy antiguo y aspecto rústico y fuerte.


Historia y origen de la raza:


Si bien recibe el nombre de la antigua comarca de Beauce, entre los ríos Loira y Sena, en las llanuras de Chartres, actualmente se le localiza en todo el territorio y, a todos los efectos del nacionalismo galo, es «una vieja raza francesa».


Hasta hace muy pocos años era tan desconocido que en las exposiciones caninas de belleza, si por casualidad aparecía un ejemplar inscrito, inevitablemente se le confundía con un doberman, pues el público no podía comprender la presencia de aquel perro de cabeza más grande y provisto de un rabo completo, contrariamente al rabo amputado de la raza alemana.


El origen del Beauceron, en que casi todos los cinófilos están de acuerdo, nos remonta al de un perro pastor más bien salvaje, primitivo, de pelo muy áspero, un perro cuya agresividad innata le hacía confundir al amigo con el enemigo, lo cual podía llegar a producir a veces graves consecuencias.


Con el tiempo, la intervención del hombre en la raza hizo posible una cuidada selección cuyo fruto es el Beauceron actual: un perro de pastor provisto de las mejores cualidades, tanto en lo físico como respecto al equilibrio psíquico. De cualquier modo, sobre esta raza la intervención del hombre ha sido selectiva, es decir, buscando mejorar unas características naturales ya existentes, que es el caso contrario a lo habitual entre otras razas de reciente creación y por esta razón no solamente el Beauceron ha mantenido intacto su aspecto (si bien ha sido superado morfológicamente, como ocurre en todas las razas) sino que mantiene también intactas sus características psíquicas ancestrales.


Los naturalistas del siglo XIX, Buffon, Linneo, Cuvier, y los zoólogos del XIX, Cornevin, Pierre Mégnin, Paul Dechambre y otros, coinciden en considerar al Beauceron como descendiente del antiguo perro de las turberas (Canis familiaris palustris). Desde sus orígenes conocidos, era por excelencia el perro de guarda de los rebaños. Más posteriormente, su misión fue de guarda y conducción, y es precisamente dentro de esta doble función donde se ponen de manifiesto todas sus cualidades: interés por el trabajo, inteligencia, fidelidad y abnegación. Unas virtudes que su aire rústico no puede atenuar.


Ya en 1809 el abad Rozier definió al pastor de Beauce como un «perro de llanura destinado a la guarda de rebaños» pero lo cierto es que en aquellos tiempos se le asociaba inevitablemente al pastor de Brie. No fue hasta 1863 que Pierre Mégnin estableció la separación entre ambas razas de perros de pastor: el de pelo largo (pastor de Brie o briard) y el de pelo corto (pastor de Beauce o Beauceron).


Como es de suponer, antes de la separación establecida por Mégnin, las dos razas eran una sola y por lo tanto se cruzaban entre sí, dando origen a una nueva variedad en la cual podían apreciarse rasgos de una nueva morfología distinta a la propia de los progenitores.


Con varios siglos de existencia a sus espaldas, el Beauceron ha llegado a nuestros tiempos como una raza casi desconocida, pero desde hace unos pocos años a esta parte, va ascendiendo peldaño a peldaño la escala del prestigio, conocimiento y difusión. Y si esto ocurre no es porque el Bas Rouge se haya puesto de moda, sino por una causa menos frívola y más profunda: por ser un perro que posee carácter.


Descripción:


Tiene el cráneo plano, o ligeramente redondeado, con un stop poco marcado. La trufa siempre ha de ser negra y los labios firmes y bien pigmentados. La dentadura es fuerte, con cierre en tijera. Los ojos almendrados y de color marrón oscuro, el color más claro admitido es el color avellana. Las orejas pueden llevarse cortadas o naturales. En este último caso, su longitud no será mayor que la mitad de la longitud de la cabeza.


Cuello musculoso, de buena longitud. Espalda recta. Lomo corto y con buen músculo, grupa inclinada. La cruz bien marcada. El pecho desciende hasta la mitad del codo, ancho, largo y alto. Cola de porte bajo, larga, en forma de "j".


Extremidades anteriores bien aplomadas, hombros medianamente largos, antebrazos musculados, uñas negras, pies fuertes, redondos. Extremidades posteriores bien aplomadas, muslos anchos y musculosos, corvejones fuertes, descendidos, pies fuertes y redondos. Estos perros tienden a conservar el doble espolón.


Temperamento:


El adiestramiento es delicado ya que es un perro dominante y voluntario. Le hace falta pues un dueño firme, que sepa dominar a él y a la situación y que consiga la obediencia y fidelidad que este perro puede ofrecer, que es muchísima. Con una educación correcta el Beauceron recompensará con estas cualidades. Es un perro muy inteligente, cariñoso, franco, valiente hasta la temeridad, con un gran sentido de la familia y de la responsabilidad.

 

Excelente perro pastor, el Beauceron es también un guardián muy vigilante e intratable, con un sentido muy profundo de la propiedad.

 

Raza polifacética, encontramos a este tipo de perros cada vez más a menudo en todos los aspectos de la vida en sociedad: Armada, policía, lucha antidroga, socorrismo, etc. A veces puede resultar brutal, ya que no conoce su fuerza. Aunque sabe dar pruebas de enorme paciencia y de dulzura hacia los niños de la familia. Es un can activo, muy deportista. Necesita quemar mucha energía diariamente.

 

Cuidados:


Es un perro de fácil cuidado, insensible a las inclemencias del tiempo.

 

Es un deportista muy activo que necesita ejercicio y una ocupación.

 

Necesita un adiestramiento comprensivo pero sólido y constante, ya que la subordinación y el instinto de lucha encauzada se acercan más a su carácter.


Utilidad:


Perro pastor y guardián.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0