Basenji


Nombre alternativo

African Bush Dog
African Barkless Dog
Ango Angari
Avuvi
Congo Dog
Zande Dog
The Jumping Up And Down Dog
Voiceless Dog

Pais de Origen

República del Congo

 

El Basenji es una raza de perro originaria del este de África. Es una raza primitiva empleada para la caza y el rastreo. Los basenjis tienen la característica única de no ladrar, sino que emiten un curioso sonido al estilo del Canto tirolés. Se recomienda para hogares con adultos. Aunque toda la vida guarda un espíritu intranquilo y juguetón, cuando termina su etapa de crecimiento se vuelve una excelente mascota. Algunos relieves del antiguo Egipto representan basenjis junto a otras razas de perros: podencos, galgos y otros.


Historia y origen de la raza:


En África es donde hay que buscar los orígenes del basenji cuyo nombre deriva del de la población de los “bashingi” en la región del río Congo. En realidad, es al este, en el corazón de la región boscosa del Ituri, donde se encuentran los primeros vestigios de esta raza. Hace unos cuantos milenios, este perro era el compañero de caza que preferían los pigmeos. Según afirma la leyenda, hasta era capaz de luchar contra los leones, aunque la realidad es mucho más modesta. Lo que en realidad cazaba el basenji eran aves y antílopes. Los africanos creían que el perro alejaba a los malos espíritus, y por eso le confiaron la guarda de sus chozas.


En esta parte del África tropical descubrieron los egipcios el animal. Después de adoptarlo, llegaron hasta a adorarlo, y así se convirtió el basenji en un perro sagrado.


Esto es todo lo que se sabe de la historia africana del basenji cuyo rastro se pierde hasta el siglo XIX. Hacia 1870, unos colonos ingleses volvieron a descubrir esta raza en una región situada entre el antiguo reino de Congo y Sudan. Pocos años después, en 1895, unos perros llamados “terriers del Congo” hicieron una sonada aparición en el National Cruft’s Show de Londres.


Pero esos perros importados contrajeron la enfermedad de Carré y murieron antes de que hubieran podido reproducirse. Otros seis ejemplares corrieron la misma suerte en 1923. El basenji no consiguió implantarse en Gran Bretaña hasta 1937 y en Estados Unidos hasta 1941.

Hay un punto en el que se debe insistir, el basenji es un perro de raza. Dicha precisión no tiene nada de superfluo, pues en África se encuentran muchos perros que se le parecen pero que en realidad son cruzados y mestizos. El basenji de verdad se reconoce bastante fácilmente porque tiene una particularidad que a priori es inimitable: no ladra sino que emite sonidos que son una mezcla de risa y “jodler” tirolés. Esta particularidad no la tienen los productos del cruce entre un basenji y cualquier otra raza. Los cruzados y los mestizos ladran, y eso no engaña.


Descripción:


El Basenji es de constitución ligera, osamenta fina y de patas altas. La cabeza va estrechándose hacia la nariz y tiene unas orejas puntiagudas, pequeñas y ligeramente encapuchadas.


La cola se enrosca en bucle cerrado sobre la espalda.

Tiene un pelaje corto, fino y suave y los colores que el Basenji puede tener son negro y blanco; rojo y blanco; negro, fuego y blanco, o negro. Las patas, la caja torácica y la parte trasera de la cola son de color blanco.


La altura a la cruz o los hombros en los perros machos es de 43 cm y en hembras es de 40 cm. El peso de los perros machos es de 11 a 13 Kg. Las hembras pesan de 8 a 10 Kg.


Los perros de la raza Basenji viven de once a doce años.


Temperamento:


Siguiendo con las similitudes con los gatos, el Basenji no sólo no ladra sino que también se lame como un felino y mantiene su pelo limpio.


Este perro es travieso, intranquilo, testarudo y muy independiente, tanto es así, que si se muestra desobediente es por previa deliberación. Se pega mucho a su dueño y no soporta la indiferencia de éste.


Cuidados:


Es conveniente educarlo con mano firme, ya que a veces el Basenji se puede mostrar duro y arisco con unos dueños demasiado permisivos.


Al ser un perro tan limpio sería conveniente cepillarlo a diario con un guante de cerdas.


Al Basenji no se le conoce ninguna debilidad, aunque se tiene que evitar que coja frío pues no está acostumbrado a temperaturas bajas.


Utilidad:


Perro de compañía y en un origen perro de caza.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0