Akita Americano


Nombre alternativo

Gran perro japonés

Pais de Origen

Japón

 

El Akita americano es una raza de perros. Este perro de estructura sólida tiene sus orígenes en Japón, en  1603  donde sus primeros antepasados provienen de la región de Akita.


Historia y origen de la raza:


Originalmente, la historia del Akita Americano era la misma que la del Akita japonés. A partir de 1603, provenientes de la región Akita, los perros llamados « Matagi Akitas »  fueron utilizados como perros de pelea. A partir de 1868, se cruzó la raza con Tosa y Mastines. Por eso, el tamaño de la raza aumentó, pero unas características, rasgos de los perros tipo Spitz, desaparecieron. En 1908, al prohibirse las peleas de perros, esta raza ha sido preservada, prosperó y se desarrolló en una gran raza japonesa. Después, en 1931, 9 perros de esta raza fueron reconocidos como unos perros excelentes.


Durante la segunda guerra mundial (1939-1945), se usó a menudo la piel de los perros para confeccionar ropa militar. La policía ordenó que se capturaran todos los perros menos los Pastores alemanes, los cuales eran utilizados para tareas militares. Unos aficionados intentaron esquivar la ley y cruzaron sus perros con Pastores alemanes.


Al finalizarse la segunda guerra mundial, el número de Akitas se había peligrosamente reducido y los perros venían en 3 formas diferentes:


1) Matagi Akitas


2) Akitas perros de pelea


3) Akitas/Pastores alemanes.


La situación de la raza estaba mal. Durante el procedimiento de restauración de la raza trás la guerra, Kongo-go, un perro procedente de la línea de sangre Dewa, gozó de una popularidad momentánea pero sin embargo muy grande. Un gran número de Akitas de esta línea de sangre, que presentaban rasgos exteriores característicos de la influencia del Mastiff o Pastores alemanes, fueron llevados a EEUU por militares estadounidenses. Los Akitas pertenecientes a la línea Dewa eran perros inteligentes y capaces de adaptarse a diferentes ámbitos. Encantaron a los criadores en EEUU y la línea de sangre fue desarrollándose gracias al aumento progresivo del número de criadores con una popularidad duplicada.


Es así, como en 1950 los criadores japoneses deciden recuperar el tipo antiguo, y utilizan al akita de la línea ichinoseski, creada por el Ingeniero Ichinoseski, y perros spitz japoneses para recuperar los rasgos propios del antiguo akita inu. Los estadounidenses crían el akita línea dewa, y lo desarrollan, siendo un perro grande y de aspecto poderoso.


Al alejarse cada vez más de su origen se crean 2 ramas: El Akita de línea americana que es un animal con una orientación hacia la defensa y que puede presentar máscara negra e incluso con cabeza negra; mientras que su "hermano" Japonés, el Akita de línea japonesa es más afable y con máscara blanca, o el famoso Urajiro, ya que el estándar de la raza Akita Inu, modifica el color y la máscara negra.En los juicios se la da preferencia, en los países afiliados a la FCI, a los akitas sin máscaras que a los akitas con máscara negra, ya que los japoneses así lo exigían, y por ser el país propietario del estandar del akita prevalecia su opinión en ese tema.

 

Descripción:


El Akita es un perro bello e imponente, robusto y noble.  Tiene la cabeza ancha y grande, con un potente y aguzado hocico, de nariz recta y corta. Sus dientes son fuertes y hacen una mordedura en tijera. Sus ojos son oscuros y de forma triangular. Las orejas son pequeñas y también triangulares, siempre erguidas y un poco inclinadas hacia delante.

Estos perros tienen un cuello fuerte y ancho. Sus miembros son bastante sólidos, siendo los anteriores más verticales y los posteriores más musculosos. Tienen una cola ancha y fuerte, que llega al jarrete y la cual portan generalmente enrollada sobre al dorso.

 

El Akita tiene un pelaje duplo, siendo la camada superior más recta y dura mientras el subpelo se enseña suave y denso. El Akita pasa por una intensa muda de pelo en algunas épocas del año.

El color del pelo varía entre el rojo fulvo, el sésamo (pelos rojos con las puntas negras), el atigrado y el blanco.

 

Temperamento:


Este es un perro dócil, prudente, afectuoso y valiente. Es muy indicado para tener con niños, ya que es muy paciente. Es un perro relativamente silencioso y bastante seguro de si mismo. Es un perro posesivo con su territorio, así que es una buena raza como guardián, ya sea como guarda personal o de propiedades.  Los perros de esta raza se apegan mucho a sus dueños, siendo considerado como “perro de un solo dueño” que sufre mucho cuando se lo abandonan y por veces no logra adaptarse a nuevos dueños.


Cuidados:


Se trata de una raza sana y robusta, no presenta prácticamente ningún problema de salud y no se conocen enfermedades específicas de la raza.

 

Respecto a su manto, será suficiente un cepillado semanal, aumentándolo a un cepillado diario en la época de muda que suele ser en primavera y en otoño. Durante estas mudas, hay que vigilar su piel, ya que hay algunos ejemplares que son propensos a sufrir eczemas. No habrá que darle mayor importancia siempre y cuando los tengamos controlados. 

Respecto a los baños, siempre que al perro se le cepille de una manera regular serán suficientes dos baños al año, lógicamente con un champú especial para perros.

 

Utilidad:


Perro guardián y de caza.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0