Toxoplasmosis


La toxoplasmosis es una zoonosis de amplia distribución mundial; es producida por Toxoplasma gondii que infecta a aves y mamíferos.

 

Causas:


Los perros se infectan a través del contacto con el parásito T. gondii, que puede ser adquirido por estar en contacto con un suelo infectado o por la ingestión de heces de gato.

 

Signos y síntomas:


Los perros jóvenes, y los perros que tienen la inmunidad deprimida están en mayor riesgo de contagio. Los siguientes síntomas se producen en los gatos infectados, y también se puede observar en perros:

 

  • Síntomas neurológicos
  • Convulsiones
  • Temblores
  • Depresión
  • Letargo
  • Falta de coordinación al caminar
  • Debilidad muscular
  • Parálisis parcial o completa
  • Problemas respiratorios como dificultad para respirar
  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Pérdida del apetito
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Ictericia
  • Amigdalitis
  • Retinitis
  • Uveítis
  • Queratitis

 

Diagnóstico:


Ante la posibilidad de estar frente a un caso de toxoplasmosis (cuadros clínicos, hallazgos histopatológicos, etc.), individual o poblacional, es necesario efectuar el diagnóstico etiológico por medio de técnicas de laboratorio:

 

  • Diagnóstico parasitológico: se utilizan técnicas para obtener y observar el parásito.
  • Aislamiento: El material en estudio se inocula en ratones por vía intraperitoneal o subcutánea u oral  y el parásito se multiplica activamente. Después de la inoculación del material sospechoso se examina exudado peritoneal y/o cerebro, en fresco y se realizan exámenes serológicos.
  • Detección de ooquistes de T. gondii en materia fecal.
  • Inmunohistoquímica: se utilizan para poner en evidencia a los parásitos e identificarlos.
  • Diagnostico Serológico: para detectar la presencia de anticuerpos contra T. gondii que indican que hubo infección.
  • Test de inmunofluoroscencia indirecta (IFI): es un test de alta especificidad y sensibilidad.
  • Test de aglutinación modificado: es un test cuya especificidad y sensibilidad han sido evaluadas por el Dr. J.P. Dubey.
  • Otras pruebas serológicas utilizadas :
    • Test de hemoaglutinación indirecta
    • Aglutinación de látex
    • ELISA en sus distintos tipos
    • PCR

Tratamiento y prevención:


En caso de enfermedad grave, su perro puede ser hospitalizado para recibir tratamiento de emergencia. Esto es más común en perros que tienen el sistema inmune debilitado. Los líquidos por vía intravenosa pueden administrarse a perros con una escasa hidratación. También se pueden administrar antibióticos para controlar la infección y prevenir la progresión de los síntomas.

 

La mejor protección contra este parásito, es a través de la prevención y la higiene. No le dé carne cruda a su perro, y no permita que su perro tenga acceso a las heces de gato. Es decir, si usted también tiene un gato en la casa, mantenga la caja de arena en un lugar donde el perro no puede acceder a ella, los perros son conocidos por comer heces de gato.

 

Otra medida de protección es cubrir zonas arenosas que se encuentran al aire libre para evitar que los gatos las usen como cajas de arena. Utilice guantes de jardinería, lávese las manos después de jugar al aire libre (especialmente con niños), use guantes desechables al cambiar las cajas de arena (y, posiblemente una máscara facial, si está embarazada o inmunodeprimida), y revise diariamente la caja de arena para mantenerla limpia. Cuanto más tiempo permanezcan las heces infectadas en la caja de arena, es más probable que los huevos del parásito se vuelvan viables e infecciosos. Si es posible, las mujeres embarazadas deben evitar limpiar las cajas de arena, ya que este parásito causa graves complicaciones durante el embarazo. 

 


Fuente: Toda la información expuesta en el artículo ha sido recopilada en venfido.com.mx y cni.inta.gov.ar.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0