Sarna Canina


La sarna es una enfermedad muy impresionante y que suele generar rechazo hacia los perros que la padecen. Sin embargo se cura rápidamente con el tratamiento adecuado.

 

Pasemos a identificar a los diferentes tipos de sarna:

 

  • Sarna sarcóptica.
  • Sarna demodécica.
  • Sarna otodéctica (de las orejas).

 

Sarna sarcóptica:


La sarna sarcóptica (producida por el ácaro Sarcoptes) se da por contagio directo entre perros, o por sus materiales.

 

Se identifica por dejar lesiones en zonas deficientes en higiene, como ser la panza, bordes de las orejas, los pies, codos y tórax.

 

Estos ácaros cavan túneles bajo la piel, provocando con ello la picazón. Lo que provoca son zonas inflamadas, enrojecidas, sin pelo, con piel descamada y costras debidas al rascado, además de un olor fuerte como a perro sucio. En casos crónicos se infecta con bacterias. Puede contagiarse a humanos.

 

Sarna demodécica:


La sarna demodécica no se transmite por contagio ya que es un habitante normal en la piel de perros sanos, y se hace evidente cuando por alguna razón disminuyen sus defensas, como ser por estrés, enfermedades o la edad de destete en cachorros.

 

Puede ser local afectando principalmente la cara, o generalizada afectando a todo el cuerpo (esta forma depende del estado inmunitario).

 

Pueden agregarse bacterias a las lesiones haciendo una piel con supuración, olor e inflamación.

 

Los demodex no quedan en materiales de cama, etc, ya que no sobreviven fuera del animal. No se contagia a humanos.

 

Sarna otodéctica:


El tercer tipo de ácaro corresponde al género Otodectes, produciendo la sarna otodéctica que ataca las orejas tanto en perros como en gatos. Tiene un papel importante en la producción de otitis en nuestras mascotas.

 

Se identifica por producir gran picazón, piel descamada, infecciones por bacterias que aprovechan la baja de defensas local y que son las responsables del dolor en la otitis. También hay enrojecimiento, hinchazón y mucho cerumen, que en ocasiones se ve como material "apolillado".

 

Pueden verse a simple vista como puntitos blancos que se mueven.

 

Tratamiento:


El tratamiento debe ser indicado por el veterinario, luego de llegar al diagnóstico de la enfermedad. En el caso de la sarna de las orejas debe primero limpiarse muy bien el conducto auditivo ya que las gotas que deberemos ponerle deberán entrar en contacto con los ácaros sin que se interpongan otros elementos.

 

Para los tres tipos de sarna existen también otros tratamientos locales e inyectables, estos últimos son muchísimo más fáciles de administrar y confiables. Se aplica una o dos inyecciones contra sarnas y en quince o veinte días veremos los resultados.

 

Otros tratamientos incluyen soluciones para baños, sprays y aplicar vaselina por el cuerpo del cachorro (la capa que deja sobre la piel “asfixia” a las sarnas). Este método es muy utilizado en cachorros y gatitos ya que las lociones o inyecciones pueden ser peligrosas si tienen menos de tres meses de edad.

 

 Se recomienda NO utilizar los inyectables antisárnicos sin previo consentimiento del veterinario, ya que hay edades, estados de salud y razas (por ejemplo Collie) que correrán peligro de muerte si los aplicamos en ellos.

 

Para terminar, nunca, pero nunca, usemos querosén o aceite quemado para tratar una sarna. Las mata, en efecto, pero el perro primero deberá sobrevivir a la grave intoxicación para que veamos los resultados.

 


Fuente: Toda la información expuesta en el artículo pertenece a  amordemascota.com, mascotas.org  y infomascota.blogspot.com.es. La foto has sido recolectada del buscador de google, en la página de mascotas.org.

 


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    mary (viernes, 13 junio 2014 04:39)

    mi perro ya tiene un año es enrazado con pincher y tiene mucha picazon en medio de los ojos tiene una peladura y debajo de las patas tambien se rasca mucho y se pela enrojesido y da mal olor