Displasia de cadera


La displasia de cadera es una enfermedad que afecta en mayor medida a perros de gran tamaño o de rápido crecimiento. Los dolores que produce harán que tu mascota pase de correr y saltar a no poder levantarse.

 

La displasia de cadera es el problema más común de los perros que pesan más de 25 kg.

 

La displasia de cadera es una enfermedad hereditaria. Es multigenética, es decir, hay varios genes responsables, pero la displasia de cadera es, también, un problema basado en la nutrición y el medio ambiente.

 

Un perro con displasia de cadera nace sano. El desarrollo de la displasia se produce al crecer el cachorro. El desarrollo simultáneo desequilibrado de las articulaciones de la cadera, huesos y tejidos blandos, durante los 6 primeros meses de la vida de los cachorros, da lugar a la displasia de cadera.

 

¿Cómo se manifiesta?


Generalmente los propietarios de un cachorro con displasia, consultan al veterinario por las dificultades que presenta el cachorro para pararse o el tambaleo de las patas traseras al caminar.


Algunos cachorros no manifiestan síntomas y llegan a la edad adulta conviviendo bastante bien con la afección pero son los portadores genéticos y los posibles transmisores a sus crías.


Los hallazgos clínicos incluyen: intolerancia al ejercicio, rengueras, se incrementa la dificultad para saltar o para echarse, dolor a la palpación o al pararse, sonidos de chasquido en movimientos forzados o en el andar, atrofias musculares, a veces incremento de la agresión debido al dolor, restricción de los movimientos de la cadera, dificultades para correr o saltar , etc.

 

¿Cómo se diagnostica?


Se diagnostica a través de una radiografía que se toma con el animal anestesiado, para que relaje sus músculos y ligamentos, en posición ventro-dorsal, con los miembros extendidos, paralelos, con las rótulas bien posicionadas. Es muy importante que la radiografía muestre perfecta simetría de los distintos componentes de la cadera para su posterior evaluación. Una cadera asimétrica puede llevar a errores de diagnóstico. Puede hacer pensar en un grado mayor o enmascarar las incongruencias.

 

Una articulación normal muestra las cabezas femorales bien formadas ubicadas profundamente en las cavidades acetabulares. Las superficies de contacto son congruentes y paralelas.

 

Tratamiento Médico:


El tratamiento conservador consiste en evitar el ejercicio violento aconsejándose hacerlo de forma moderada para evitar la artrosis, y quizás aún más importante sea la pérdida de peso para evitar la sobrecarga de las articulaciones, por lo que los perros deberán llevar una dieta estricta. Es importante resaltar que muchos animales con una displasia radiológicamente grave, no presentan sintomatología importante y caminan casi con normalidad.


El tratamiento médico consistirá en el uso de antiinflamatorios no esteroideos del tipo de "aspirina", "ibuprofeno" o más recientemente del "meloxicam". Estos productos mejoran la calidad de vida del perro al evitar la inflamación, suprimir el dolor y en algunos casos preservar la integridad de los cartílagos que tan afectados se ven en la displasia.


Los tratamientos tienen por objetivo:

- Inhibición de la inflamación.

- Alivio de dolor.

- Regeneración de las superficies articulares.

- Reparación del cartílago.

- Recuperación de la función articular.


Tratamiento Quirúrgico:


El tratamiento quirúrgico, hoy por hoy, es indiscutiblemente la mejor alternativa, ya que tienden a cortar definitivamente el problema, evitando la medicación de por vida y produciendo una mejor calidad de recuperación para el animal.

 

Existen cirugías, como la Triple Osteotomía de la Pelvis que se pueden hacer ya desde los 4 meses y que buscan salvar la cadera, evitando que la enfermedad progrese. Por otro lado hay cirugías para displasias severas o pacientes adultos como ser el reemplazo de la cadera enferma con una prótesis total lo que lleva a una cadera totalmente indolora y permite un funcionamiento a pleno, como el de una cadera normal. Las prótesis son diseñadas específicamente para caninos.

 


Fuente: Toda la información sobre la Displasia de cadera que habeis podido leer, se encuentra en Adiestramientocanino.com, mascotas.facilisimo.com y en auxidog.com.


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Gisel (miércoles, 14 agosto 2013 18:53)

    Mi perro tiene algunos síntomas pero he palpado sus articulaciones ya parentemente se encuentra bien me gustaría hacerle una radiografia por la sospecha me podría aconsejar donde puedo realizarle esta o donde puedo realizarle un perfil reumatico

  • #2

    gladys (domingo, 28 diciembre 2014 02:43)

    Mi perro rocco creo que tiene ese problema. Lo voy a extrañar