El sistema nervioso


 

El sistema nervioso se compone de tres sistemas básicos: el sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y el sistema nervioso autonómico.  El sistema nervioso central consta del cerebro y el espinazo.  El sistema periférico nervioso lo componen todos los nervios que se extienden desde el espinazo y el cerebro.  El sistema nervioso autonómico consta de un juego específico de nervios que se originan en el espinazo y en el cerebro y cuya función es proporcionar reservas de nervios a aquellos órganos y vehículos del cuerpo que están bajo control de la voluntad del individuo.


El cerebro se compone básicamente de tres áreas. Los hemisferios cerebrales, bastante grandes por cierto, uno a cada lado del cerebro y ambos localizados en la parte frontal del mismo, son responsables del control consciente de la voluntad del animal e incluyen el control sobre muchas de las más sofisticadas actuaciones en el comportamiento de los animales.


La segunda función consta del cerebelo, que es una parte más primitiva del cerebro y que se halla situado en la superficie inferior del cerebro, siendo la porción de cerebro que primero se desarrolló en el animal y responsable, en gran parte, de los controles primitivos inconscientes de la voluntad de dicho animal. La extensión primaria del cerebro es el espinazo, que se extiende hacia abajo a través del canal del espinazo, el cual está formado por una serie de agujeros que pasan a través de las vértebras. 


Las vértebras, por consiguiente, proporcionan una protección muy adecuada contra las lesiones de una parte tan vital como es el espinazo. En cada vértebra los nervios del espinazo salen extendiéndose hacia afuera en varias zonas del cuerpo, de forma que proporcionan estímulos a distintas partes del mismo.

 


Fuente y fotos: perros-enlinea.com