El maltrato al perro.


El Código Penal protege a los perros frente al maltrato y tipifica como delito las conductas abusivas contra los "animales domésticos", entre ellos, el perro. Quienes abusen de un can pueden ser castigados con entre tres meses y un año de cárcel. La ley también contempla la posibilidad de que el maltratador de mascotas no pueda trabajar en ningún oficio relacionado con los canes, entre uno y tres años.

 

Abusar de un perro o infringirle daño, además de ser una conducta cruel y deplorable, está prohibido,y castigado, por la ley en España. Los maltratadores de animales domésticos, entre ellos el perro, se enfrentan a penas de entre tres meses y un año de cárcel, como recoge el Código Penal.

 

Éste recoge como delito el que "por cualquier medio o procedimiento se maltrate injustificadamente a un animal doméstico o amansado (no contra los agresivos o salvajes), causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud".

 

La Guardia Civil cursó un total de 13.004 denuncias relacionadas con el maltratoa animales en 2011, y cerca de un centenar de personas (97) fueron detenidas o imputadas en nuestro país por comportamientos crueles contra los animales ese mismo año. Aunque según la ley se puede condenar a una personar por abusar de un perro, son muy raras las veces en las que la violencia contra las mascotas es castigada con la pena de prisión. En la mayoría de los casos el castigo se limita a una multa, que varía en cada comunidad autónoma.

 

Aunque el Código Penal es único, y rige para todo el territorio nacional, las comunidades autónomas aprueban sus propias leyes de protección animal, que suelen contener medidas específicas para la protección de las mascotas, entre ellas, el perro,y multas para quienes las incumplan.

 

En regiones como Madrid, Castilla León, Cataluña y País Vasco las multas por maltrato y abandono de un perro van desde los 60 a los 15.000 euros, según la gravedad del daño producido. La legislación catalana prohíbe, además, exhibir cachorros de perro en los escaparates de las tiendas de animales, con el objeto de "evitar la compra compulsiva", según señala la norma. Que las crías de perro se muestren a la vía pública es una práctica, sin embargo, habitual en prácticamente el resto de las comunidades, excluyendo Murcia.

 

La norma vasca incorpora la particularidad de prohibir de forma explícita adquirir perros a personas acusadas por haber maltratado a un animal, durante los cuatro años siguientes a la sentencia.

 

Ante una situación de maltrato, la denuncia puede partir de un ciudadano particular, aunque también se pueden canalizar a través de las numerosas asociaciones de protección animal que existen en España, como la Asociación Nacional de Amigos de los Animales o El Refugio, en Madrid; Altarriba, en Cataluña, o la Asociación Andaluza para la Defensa de los Animales, entre otras.

 

En otras ocasiones son los propios agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) o de otros cuerpos de las Fuerzas de Seguridad quienes denuncian las situaciones de abuso contra los perros

 



Escribir comentario

Comentarios: 0